Chalecos amarillos marcan 31 semanas de protestas en Francia

0
59

Toulouse, que fue nombrada para este sábado la “capital” nacional del movimiento de protesta, fue escenario de la represalia de la policía contra cientos de personas.

El movimiento chalecos amarillos cumplió este sábado 31 semanas consecutivas de protestas contra la política fiscal y social del presidente Emmanuel Macron, con varios incidentes de violencia durante las manifestaciones, en particular en la ciudad de Toulouse, luego que la policía reprimió las marchas.

Poco menos de 1.000 personas se reunieron en la Plaza de la Bastilla en París, y marcharon hacia el distrito 17.

En Toulouse, en el suroeste de Francia, más de mil manifestantes salieron a las calles y se registraron enfrentamientos con la policía, mientras en París también se reportaron incidentes.

Toulouse, que fue nombrada para este sábado la “capital” nacional del movimiento de protesta en su jornada número 31 ininterrumpida, fue escenario de la represalia de la policía contra cientos de personas, apenas iniciada la marcha.

“Caminábamos alegremente, cantábamos y, de repente, docenas de policías nos atacaron, rasgando las pancartas y golpeando a los manifestantes”, señaló Bastien, con los ojos enrojecidos, al diario Le Monde.

Varios otros manifestantes entregaron un relato similar. En pocos segundos, bajo una espesa nube de gas lacrimógeno, la procesión se dispersó. Los transeúntes, incluidas las familias con niños, entraron en pánico, corrieron para esconderse en las tiendas de los alrededores.

La semana pasada, poco más de 1.000 personas se manifestaron en París. Este sábado también se celebraron mítines en Montpellier, Lyon, Niza, Lille y Maubeuge.

Con carteles y cantos, los manifestantes comenzaron su marcha del sábado en la capital francesa para protestar contra las políticas económicas del gobierno.

Las imágenes muestran a un oficial de policía persiguiendo a un manifestante con un bastón, y a los manifestantes pateando las vallas que acordonaban la marcha.

Desde su inicio en noviembre, decenas de miles de personas han marchado todos los sábados por las calles de Francia a través de una variedad de reclamos, que van desde el rechazo de los impuestos sobre el combustible hasta la desigualdad de ingresos.

Según las cifras oficiales, más de 10.000 salieron a las calles el fin de semana pasado en todo el país.

La movilización nacional se estimó en 7000 participantes, incluyendo 950 en París, según las cifras del Ministerio del Interior. Fueron 10,300 participantes incluyendo 1100 en Ile-de-France la semana pasada.

Según el Ministerio del Interior, a lo largo de estos siete meses se ha ido reduciendo gradualmente el volumen de las manifestaciones. En la primera marcha del 17 de noviembre del año pasado, 287.000 ciudadanos salieron a las calles.

RESPONDER:

Please enter your comment!
Please enter your name here

*