Lavagna y el partido de Carrió rechazaron suspender las primarias

0
11

La idea del radicalismo, empujada por el Gobierno, no logra adhesiones. “No se pueden cambiar las reglas en medio del partido”, se despegó el ex ministro.

La idea del Gobierno y el radicalismo de suspender las primarias no logra adhesiones. Roberto Lavagna, uno de los apuntados por el oficialismo para conseguir los votos en el Congreso, rechazó de manera contundente la idea. Pero incluso desde la Coalición Cívica de Elisa Carrió surgieron voces críticas.

El oficialismo intentará debatir en el Congreso proyectos para suspender las PASO de agosto en los distritos y categorías donde no hay más de un candidato por frente, como en el caso de los presidenciales. Pero para eso necesita la mitad más uno de los votos, una meta más que difícil para Cambiemos que apunta a tener apoyo de partidos provinciales, peronistas ligados a Pichetto y legisladores lavagnistas.

Sin embargo, este martes el precandidato presidencial de Consenso Federal descartó de plano un apoyo a la idea de suspender las primarias, algo que ya había adelantado también su ahora aliada Graciela Camaño.

“Desde lo personal, las PASO nunca me gustaron. Pero cuando uno está en el medio de un proceso electoral, cambiar las reglas y las normas forma parte de las cosas sucias de la política”, cuestionó Lavagna desde la puerta de los tribunales de Comodoro Py, adonde fue a declarar por un supuesto ofrecimiento de dinero para bajarlo de la elección. “Forma parte de tratar de cambiar las reglas de juego. En cualquier deporte uno tiene ciertas reglas y nadie las puede cambiar en la mitad del juego”, completó el ex ministro.

Más temprano, Camaño utilizó los mismos argumentos. “La elección es un proceso, se inicia cuando los jueces electorales dan el cronograma electoral: es imposible pretender cambiar las reglas del juego a mitad de camino”, declaró la diputada, ahora principal espada del lavagnismo en la Cámara baja. “Está muy bien que los periodistas generen la discusión, pero no que los dirigentes políticos en forma demagógica y diciendo que son ahorradores del erario público se prendan en esa discusión, porque si se tiene conocimiento se sabe que es un proceso que no tiene marcha atrás”, descartó.

Pero acaso más sorpresiva que la postura de Lavagna es la de la Coalición Cívica, que forma parte de la coalición oficialista de donde salió la idea de suspender las primarias. Se trata, acaso, de un nuevo capítulo de la guerra fría de Carrió con los radicales.

“Estoy en desacuerdo, valoro las PASO. No se hacen tantos cálculos económicos con la democracia y menos aún se cambian las reglas de juego en pleno proceso electoral”, afirmó el diputado Juan Manuel López, uno de los principales laderos de Lilita.

Con el argumento de ahorrar fondos, el Gobierno empezó a empujar el debate por la suspensión de las primarias aunque por detrás aparece la idea de evitarle a Mauricio Macri una elección que podría tener resultados muy malos y alterar los mercados financieros, lo que implicaría que empeoren las condiciones para las generales de octubre.

Como explicó este medio, la semana pasada los operadores judiciales del Gobierno hicieron el último intento para que la justicia anule las primarias, pero chocaron con la rigidez de Tribunales y hasta con el secretario de asuntos políticos, Adrián Pérez, quien reiteró que sólo levantará la organización de los comicios si se lo piden por ley.

Este martes, el fiscal con competencia electoral Jorge Di Lello aclaró que “las PASO deben cumplirse” y que “la ley no dice nada de suspensión por acuerdos de unidad”. Aunque admitió que eliminarlas “es una decisión política y suspenderlas depende ciento por ciento de los legisladores”. “Si tienen los votos en el Congreso, no es judicializable”, finalizó.

RESPONDER:

Please enter your comment!
Please enter your name here

*