Pedro Sánchez, presidente del Gobierno tras ganar la moción de censura a Rajoy

0
72

El Gobierno debe presentar la dimisión de forma inmediata y la presidenta del Congreso informará al Rey sobre el resultado de la votación

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, promete este sábado el cargo de presidente del Gobierno ante el Rey, que firmó este viernes el decreto del nombramiento después de que la presidenta del Congreso de los Diputados le comunicara su investidura al lograr que prosperara la moción de censura presentada por su partido contra Mariano Rajoy. El líder socialista, que es el primer vencedor de una moción de censura en España, ha conseguido reunir los apoyos de los diputados de su grupo parlamentario, Unidos Podemos, ERC, PNV, PDeCAT, Compromís, Bildu y Nueva Canarias para descabalgar al Ejecutivo del PP, ocho días después de que el partido fuera condenado por la trama Gürtel.

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno tras ganar la moción de censura a Rajoy FOTOGALERÍA La votación de la moción, en imágenes

El candidato obtuvo 180 votos (cuatro más de los necesarios, el 51,4% de la Cámara) tras un debate en el que Rajoy rechazó dimitir a ofrecimiento del candidato para detener la iniciativa. Rajoy, que se ausentó durante la tarde del jueves del debate, llegó a la Cámara antes de la votación y fue recibido con una furia de aplausos por la bancada popular. En una breve intervención, consideró un honor haber presidido el Gobierno. “Y dejar una España mejor que la que encontré. Ojalá mi sustituto pueda decir lo mismo”, asestó antes de que se suspendiera la sesión para proceder a la votación. En la última réplica de Sánchez al portavoz del PP, Rafael Hernando, el candidato ha dicho que cuenta con su respeto “como expresidente de España.” Hernando ha comparado a Rajoy con Adolfo Suárez, que dejó el Gobierno por “un acoso similar”.

Rajoy ha sido el primero en saludar a Sánchez después de la votación entre los aplausos de los grupos que han apoyado la moción, mientras los diputados de Podemos reclamaban su mérito con gritos de “Sí se puede”. Posteriormente, Sánchez ha saludado a todos los miembros del grupo socialista y a los dirigentes de los partidos que le han respaldado, entre ellos Pablo Iglesias, Aitor Esteban, Carles Campuzano, Joan Baldoví y Joan Tardà.

La presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, ha comunicado el resultado al Rey, y el Gobierno presentará su dimisión, siguiendo el artículo 114.2 de la Constitución. El jefe del Estado ha firmado el decreto por el que se nombra a Sánchez presidente del Gobierno, que se publicará este sábado en el Boletín Oficial del Estado. La toma de posesión ante Felipe VI puede producirse este sábado y luego Sánchez procederá a nombrar los ministros de su gabinete.

Defiendo esta moción de censura por coherencia, responsabilidad y democracia. Propongo un gobierno socialista, paritario y europeísta que cumplirá con la UE y la Constitución. Su hoja de ruta: estabilizar, atender las urgencias sociales y convocar elecciones. #LaMociónDelCambio

En tono muy corrosivo, el portavoz parlamentario del PP, ha dejado claro que la oposición de su partido será inflexible y que, además, cuenta con la mayoría en el Senado para poner palos en la rueda del nuevo Ejecutivo. Sánchez ha deseado al PP que se comporte con el Gobierno con la misma lealtad con la que lo hizo el PSOE desde la oposición. Hernando, como lo hiciera el jueves Rajoy, ha empleado toda la munición a su alcance para desacreditar la moción de censura, que considera basada “en una manipulación de la sentencia” del ‘caso Gürtel’, que certifica que el PP se financió con una caja B en su sede central.

Hernando se refirió a las turbulencias que la moción causa en la estabilidad que necesita España ante la situación complicada de Europa y la tensión territorial de Cataluña, así como los problemas que puede añadir un nuevo gobierno en manos de “la izquierda irresponsable y temeraria”. Como Rajoy, recuperó todas las corruptelas y sospechas que salpican al PSOE. Ahondó en la falta de legitimidad de Sánchez para acceder al Gobierno sin ser diputado ni tener el aval de las urnas y criminalizó los apoyos “populistas”, “golpistas” y de “los viejos amigos de ETA” que sustentará su “gobierno Frankenstein” con sus presuntas hipotecas. “¿Va a poder mirar a las víctimas de ETA a la cara?”, inflamó. La reacción de Sánchez fue tajante recordándele que forma parte de “una organización que ha sufrido el zarpazo del terrorismo.

El diputado popular también ha dirigido palabras al PNV, partido con el que ha reconocido que se equivocó: “Van ustedes por muy mal camino”. Pero sobre todo, a Ciudadanos. Hernando ha acusado a Rivera de “colaborador necesario de esta moción”, con “acusaciones falsas al Gobierno”. “Ha contribuido a desestabilizarlo pidiendo elecciones anticipadas”, ha señalado mientras el líder de Ciudadanos protestaba en su escaño. “No hiperventile, señor Rivera”, le ha indicado. Hernando le ha reprochado que no intentara una mayoría en Cataluña “para echar la culpa a Rajoy” y lo ha acusado de actuar como cómplice en Andalucía con el PSOE. “Se ha manejado con una notable incompetencia”, ha rematado.

La portavoz parlamentaria del PSOE, Margarita Robles, que ha iniciado la segunda jornada de debate, ha incidido en la necesidad de la regeneración para justificar la moción después de que el Gobierno no asumiera responsabilidades. Robles ha reconocido las dificultades a las que se enfrenta el nuevo Gobierno, pero ha confiado en que lo va a hacer “con humildad, con ilusión esperanza y diálogo”. La portavoz ha tenido palabras de recuerdo para Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero, Alfredo Pérez Rubalcaba y María Teresa Fernández de la Vega. Sánchez ha destacado su “orgullo de pertenecer al PSOE” y ha subrayado los objetivos de “estabilizar socialmente el país y atender las urgencias sociales postergadas por el PP”.

La clave de moción ha sido PNV, que tras apoyar los Presupuestos de Rajoy hace apenas diez días, decidió respaldar la moción presentada por el PSOE alegando que el mantenimiento del PP en el Gobierno no garantizaba la estabilidad en España. Para sumar al PNV y a los partidos soberanistas a la moción, el líder socialista se comprometió a respetar los Presupuestos de Rajoy y a abrir un proceso de diálogo con el Govern de Cataluña (en el marco de la Constitución y el Estatuto). Asimismo, se mostró dispuesto a convocar elecciones, aunque sin precisar la fecha.

El líder socialista es a partir de este sábado el séptimo presidente de la democracia española y carecerá de voto en el Congreso al no ser diputado. Sánchez ha completado en un año un recorrido sorprendente: en mayo del año pasado recuperó el liderazgo del PSOE tras ganar unas primarias y meses después de verse defenestrado por una disputa interna. Ahora se dispone a presidir el Gobierno sin haber ganado las elecciones, sin ser diputado y con el exiguo apoyo de sus 84 escaños.

Culmina así una semana en la que el resultado de la moción de censura estuvo en el aire hasta el último momento y que llegaba marcada por la sentencia del caso central de Gürtel, conocida el jueves de la semana pasada, en la que se condenó al PP a pagar más de 245.000 euros como “partícipe a título lucrativo” de la trama, se considera probado que hubo una caja B en el partido desde 1989 y se impone una pena de 33 años de prisión al extesorero Luis Bárcenas. Además, el texto de la Audiencia Nacional cuestiona la credibilidad del testimonio de Rajoy como testigo del caso.

RESPONDER:

Please enter your comment!
Please enter your name here

*