Todos miran al dólar antes del “supermartes” de vencimiento de Lebac

0
52

En medio de una complicada crisis cambiaria que por el momento no parece encontrar un respiro, y de una verdadera prueba de fuego con la mega licitación de Lebac del próximo martes (vencen unos $ 640.000 millones), el Banco Central intentará evitar que el dólar continúe la escalda que inició el 25 de abril. Para eso, dispondrá de tres herramientas con las que ya viene interviniendo: la venta de reservas, la suba de tasas y la venta de divisas en el mercado de futuros.

En ese marco, tanto el Gobierno como los operadores descuentan que bancos y el sector público (concentran el 60% del monto de Lebac que vencen) aportarán a la renovación. El restante 40% está en manos privadas. Los inversores no residentes tienen en sus manos el equivalente al 5% de lo que vence, o sea, unos $ 33.000 millones.

Se descuenta que estos inversores irán a cerrar la apuesta del “carry trade” e irán por las divisas equivalentes. Quedan entonces las tenencias en manos de los Fondos Comunes de Inversión (FCI) y de los ahorristas residentes. Aquí está el mercado objetivo al que el BCRA deberá seducir con las altas tasas.

Por otra parte, en el mercado esperan que el Gobierno anuncie alguna o varias líneas contingentes con bancos centrales de la región o de mayor envergadura.

Cabe recordar que en medio de una fuerte intervención del BCRA, que vendió unos u$s 1.102 millones, el dólar se disparó 57 centavos a $ 23,79 el viernes en agencias y bancos de la city porteña, según el promedio de ámbito.com, y terminó la semana con un avance de 6,8%, la mayor suba desde diciembre de 2015, cuando se eliminó el cepo cambiario.

El billete, que encadenó su quinta alza consecutiva, tocó un nuevo récord intradiario en los $ 24,24. Además, en el segmento de Lebac, desembolsó 30.000 millones para aspirar Lebac a 5 días, cuya tasa superó el 70%, pero finalmente cerró en el 47%.

En tanto, en el mercado mayorista, la divisa norteamericana terminó con un alza de 57 centavos a $ 23,26 (2,5%), en medio de una marcada volatilidad en el recorrido, que fue consecuencia de la intensa actividad oficial. Así, en el año, la moneda registra una suba de 24,7%, el más alto de las monedas de la región.

El ascenso se produce en momentos de una alta tensión cambiaria por la incertidumbre abierta en torno al futuro de las finanzas domésticas. Las negociaciones entre el Gobierno argentino y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para conseguir ayuda financiera no logran calmar a los mercados, lo que obligó a la autoridad monetaria a desprenderse de más reservas para frenar la debilidad de la moneda.

Con las ventas del último viernes, la autoridad monetaria lleva vendidos casi u$s 6.000 millones desde el 25 de abril, día en que comenzó la actual racha alcista del tipo de cambio.

En el mercado de dinero entre bancos el “call money” operó al alza a un promedio del 49% TNA. En “swaps” cambiarios se pactaron u$s 156 millones para tomar y/o colocar fondos en pesos mediante el uso de compra-venta de dólares para el próximo lunes y el martes. Las tasas de Lebac en el mercado secundario se operó el plazo de 5 días a 47%; la de 41 días al 43% y la de 96 días al 41,35% TNA.

En el Rofex, donde se operaron u$s 1.042 millones, más del 70 % se operó entre mayo y junio a $ 24,646 y $ 25,65 con una tasa de 108,75% y 75% respectivamente. Los plazos subieron más de $ 1,50, ante la ausencia de intervenciones de la autoridad monetaria en ese mercado.

En la plaza paralela local, por su parte, el blue subió 70 centavos a $ 24,25, según el relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño. El “contado con liqui”, en tanto, se disparó $ 1,53 a $ 24,13.

Por último, las reservas del Banco Central disminuyeron el este viernes u$s 1.903 millones hasta los u$s 54.419 millones.

RESPONDER:

Please enter your comment!
Please enter your name here

*