Tras participar de una misa por su esposa, Lula afirmó: “Voy a cumplir la orden de cárcel”

0
51

“Voy a cumplir la orden” de cárcel y “cada uno de ustedes se trasformará en un Lula”, afirmó el líder de la izquierda Luiz Inácio Lula da Silva, durante el discurso que pronunció en la misa por su fallecida esposa en Sao Bernardo do Campo, estado de San Pablo, donde permanece atrincherado desde hace dos días mientras negocia su entrega a la policía.

Lula acusó al juez Sergio Moro, que lo condenó por corrupción, de “mentir”, al tiempo que remarcó: “Soy un ciudadano indignado” y “tengo convicciones. Soy el único ser humano imputado por un departamento que no es mío”.

Al hablar ante miles de frenéticos seguidores en San Pablo, sostuvo que fue condenado en la causa Lava Jato por haber realizado políticas sociales en sus gobiernos (2003-2010).

“Voy a cumplir la orden” de cárcel y “cada uno de ustedes se trasformará en un Lula”, reiteró el líder de la izquierda, que acusó al juez Sergio Moro, que lo condenó por corrupción, de “mentir”, al final de una misa en Sao Bernardo do Campo (Estado de Sao Pablo).

“El golpe de estado comienza con Dilma (Rousseff) y termina con un acción para evitar que sea presidente”, afirmó Lula , que se mostró “indignado” y atacó su condena a prisión.

“Si no creyera en la Justicia no habría formado un partido político”, remarcó el exmandatario, en sus primeras palabras tras conocerse la condena y la orden de detención en su contra.

“Si el crimen que cometí fue reducir la mortalidad (…) voy a seguir cometiendo crímenes porque voy a hacer mucho más”, enfatizó tras la misa en homenaje a su esposa frente al sindicato de metalúrgicos de San Bernado do Campo, San Pablo.

“Soñé que era posible disminuir la mortalidad infantil”, acotó al relacionar los ataques en su contra con su obra de gobierno. También aclaró que no está “contra el Lava Jato”, la causa que investiga corrupción en su gobierno y en el de Rousseff, y recalcó que vive “el momento de mayor indignación que pueda vivir un ser humano”.

“Voy a atender el mandato de ellos” de prisión anunció luego, con lo que confirmó que va a entregarse a la policía para cumplir la condena que le aplicó la Justicia.

Lula podría entregarse después de la misa en el Sindicato de Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, en el cinturón industrial de San Pablo. En Curitiba (sur), la ciudad donde oficia Moro, lo espera una celda de unos 15 m2, con baño privado y derecho a dos horas diarias de aire libre.

RESPONDER:

Please enter your comment!
Please enter your name here

*