Tras el recambio legislativo, Cambiemos mantendrá a sus jefes parlamentarios

0
36

El oficialismo debe definir después del 22-O si renueva el voto de confianza a las autoridades actuales o si habrá cambios de cara a la agenda parlamentaria que viene. La única incógnita gira en torno a la presidencia del interbloque en el Senado.

El 23 de octubre, cuando la vorágine electoral haya acabado y los resultados ya estén sobre la mesa, el frente Cambiemos deberá sentarse a definir, en ambas cámaras del Congreso, el futuro de sus autoridades. Pero más allá de una sola incógnita en particular, el oficialismo se encamina a mantener a sus líderes actuales con miras a la agenda parlamentaria que viene, que incluye proyectos de la talla de la reforma tributaria.

En el caso de la Cámara de Diputados, el artículo primero del reglamento establece que, dentro de los diez primeros días del mes de diciembre, se debe convocar a una sesión preparatoria para la elección de autoridades. El Senado, en cambio, se reunirá con ese mismo fin recién el 23 de febrero -el reglamento fija como fecha el 24, pero el año próximo cae sábado-.

El cargo más importante que deberá revalidar Cambiemos es el del presidente provisional del Senado, segundo en la línea sucesoria detrás del vicepresidente. Quien ostenta ese puesto es Federico Pinedo y, según supo parlamentario.com, no hay intenciones de reemplazarlo. En el oficialismo valoran la capacidad del macrista para construir consensos con la mayoría peronista y también su habilidad para conducir las sesiones en ausencia de Gabriela Michetti.

Pinedo deberá ser confirmado en el cargo por mayoría absoluta, es decir, 37 votos. También deberá designarse al vicepresidente, vice primero y segundo, lugares que hoy ocupan el exgobernador santiagueño Gerardo Zamora, el radical Juan Carlos Marino y el puntano Adolfo Rodríguez Saá, respectivamente. De ellos tres, sólo Rodríguez Saá vence su mandato en diciembre, pero de repetirse los resultados de las PASO sería reelecto.

Cambiemos también tendrá que definir quién queda al frente del interbloque. A fines de septiembre, el radical Ángel Rozas pegó el portazo, molesto por actitudes del Gobierno nacional. El exgobernador chaqueño fue sustituido de inmediato por el correntino Néstor Braillard Poccard, quien ya lo había reemplazado en tiempos de enfermedad, pero su presidencia sería transitoria. La partida de Rozas dejó al descubierto que Cambiemos carece de una figura de peso en la Cámara alta.

¿Quién se quedará entonces con la jefatura de un interbloque que, según las primarias, podría llegar a 21 miembros? Según supo este medio, el oficialismo propondría al titular del Pro nacional, Humberto Schiavoni, quien se postula por una banca por la provincia de Misiones. Así, se asegurarían a un macrista puro para encabezar las negociaciones con la oposición, y quedaría descartada la posibilidad de que sea nuevamente un radical.

Si de la UCR se habla, Rozas tiene respaldo para continuar al frente del bloque. Sus correligionarios le expresaron su apoyo al día siguiente de su renuncia al interbloque, y todo indica que continuará, aunque se especula con que también se anoten para el cargo el formoseño Luis Naidenoff -quien ya presidió la bancada y este domingo resultaría reelecto por otros seis años- y la tucumana Silvia Elías de Pérez, vicepresidenta segunda del Comité Nacional.

En la Cámara de Diputados, Emilio Monzó mantendrá el mando. Desde su asunción en el cargo, y más allá de las diferencias manifiestas con el Pro, el bonaerense recibió en su despacho a cuanto diputado se le acercó, supo tejer negociaciones para conseguir el quórum y cumplir con la aprobación de todas las leyes que el Gobierno necesitó. Según averiguó parlamentario.com, tiene la venia del presidente Mauricio Macri para seguir

Mario Negri también será confirmado al frente del interbloque Cambiemos. Al igual que Monzó, el cordobés dio sobradas muestras de su capacidad de liderazgo y de construcción de consensos, siendo parte además de la “mesa chica” de Cambiemos, que suele reunirse los martes en Casa de Gobierno. Negri también será confirmado como jefe del radicalismo, aunque dirigentes del interior lo tientan para suceder a José Corral en el Comité Nacional.

En el bloque Pro tampoco habrá cambios: seguirá como jefe Nicolás Massot, también con el aval de Macri. Del mismo modo, en la Coalición Cívica no hay discusión, ya que Elisa Carrió seguirá por otros cuatros años como diputada -con contundente apoyo, si replica el triunfo arrollador de las PASO-.

Tras el recambio legislativo, la Cámara baja también deberá renovar tres vicepresidencias, que hoy ocupan, en este orden, el titular del PJ, José Gioja; la radical Patricia Giménez y el massista Felipe Solá. El primero tiene mandato como diputado hasta 2019; la segunda se despide del Congreso y el tercero accedería a un nuevo mandato, ya que lidera la lista de 1País en la Provincia.

En esta compulsa ya se anotó el extitular del Plan Belgrano José Cano, quien el 10 de diciembre probablemente asuma como diputado. El tucumano pretendía ocupar el lugar de Negri en el bloque radical, pero el cordobés concita mayor adhesión, por lo que se quedaría con la vicepresidencia segunda, es decir, reemplazaría a Giménez.

RESPONDER:

Please enter your comment!
Please enter your name here

*