Aborto: Alberto Fernández envía al Congreso el proyecto de despenalización

0
286

“La criminalización de nada ha servido. Sólo ha permitido abortos clandestinos en cifras preocupantes”, expresó el presidente. También elevó el “Plan de los 1.000 días” para acompañar la maternidad y los primeros años del recién nacido

El presidente Alberto Fernández anunció este martes a la tarde que enviará al Congreso dos proyectos de ley que incluyen la legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo y el Plan de los 1.000 días, de acompañamiento de la maternidad y del recién nacido.

A través de un mensaje difundido a través de las redes sociales, el mandatario aseguró que de esa manera cumple con el compromiso asumido durante la campaña electoral y al momento de asumir la primera magistratura.

“Siempre fue mi compromiso que el Estado acompañe a todas las personas gestantes en sus proyectos de maternidad y cuide la vida y la salud de quienes deciden interrumpir su embarazo. El Estado no debe desentenderse de ninguna de estas realidades”, expresa el mandatario en un tuit publicado por la tarde.

Con una corbata verde, el color que identifica la lucha por la despenalización, el presidente aseguró que “la legalización del aborto salva vidas de mujeres y preserva su capacidad productiva”.

Alberto remarcó que la ley sobre el aborto “garantiza que el sistema de salud permita su realización en condiciones sanitarias que aseguran su salud y su vida” y permite “cuidar a quienes deciden interrumpir su embarazo durante los primeros momentos de su desarrollo”.

“La criminalización de nada ha servido. Sólo ha permitido que los abortos ocurran clandestinamente en cifras preocupantes. Cada año se hospitalizan alrededor de 38 mil mujeres por abortos mal practicados. Desde la vuelta de la democracia, murieron más de 3.000 por esa causa”, detalló.

Por eso, en su mensaje a cámara el mandatario sostuvo que “la legalización salva la vidas de mujeres y preserva sus capacidades reproductivas, muchas veces afectadas por esos abortos inseguros. No cumula cantidad de abortos ni los promueve. Permite además que disminuyan, y también las muertes que ellos causan”.

Finalmente, el jefe de Estado llamó al “diálogo franco” y al “respeto” en su tratamiento, sobre todo ante los que piensan diferente y concluyó diciendo: “Que sea ley”.

Por su parte, el Plan de los 1.000 días es una iniciativa de acompañamiento de maternidad y de los tres primeros años de vida del recién nacido.

RESPONDER:

Please enter your comment!
Please enter your name here

*