Apoyo de Francisco a Casanello ante las presiones de “las usinas de los servicios de inteligencia”

0
624

El Papa y el juez federal que tiene en sus manos las causas más sensibles de la Argentina tuvieron una reunión confidencial en el Vaticano, en la que el Sumo Pontífice felicitó al magistrado por su “coraje”, lo animó a continuar con su tarea y lo advirtió ante los ataques de “servicios de inteligencia”. Todos los detalles. “Íntimo e interactivo”, como los famosos “unplugged” de la reconocida señal de música de televisión, fue el encuentro privado entre Jorge Bergoglio y Sebastián Casanello en Casa Santa Marta, la residencia del Vaticano en que vive el líder de la Iglesia Católica.

Dialogaron durante una hora sobre las intensas presiones que se enconaron contra el magistrado en los últimos días por su decisión de avanzar en casos que involucran a hombres y mujeres del poder.

Francisco afirmó que Casanello “seguiría siendo calumniado desde las usinas de los servicios de inteligencia para apartarlo de las causas que preocupan al poder”. En ese sentido, Bergoglio insistió en animar al magistrado, lo impulsó a continuar con su tarea con prudencia pero a fondo, y le aseguró que rezaría por él. Finalmente le pidió a su invitado hacer lo mismo y que le “envíe buena onda”.

Además, luego de las polémicas interpretaciones mediáticas sobre su supuesta mala relación con el gobierno nacional encabezado por Mauricio Macri, el Sumo Pontífice reconoció que él mismo recibe similares presiones, y que le sucede a todos los jueces y fiscales cuando imparten justicia en causas sensibles al poder y no se dejan presionar, ni manejar.

El juez de “las causas calientes” conduce las investigaciones al presidente Macri y diversos dirigentes de Cambiemos por el escándalo mundial de los Panamá Papers; el caso conocido como “la ruta del dinero K” por el que está preso el empresario Lázaro Báez; y la pesquisa por la muerte de 5 jóvenes en la fiesta electrónica Time Warp, por la cual están encarcelados los dos organizadores y procesados 5 funcionarios del gobierno porteño.

La reunión se produjo durante la tarde del 2 de junio en el marco del coloquio mundial contra la trata de personas y el crimen organizado en la sede de la Pontificia Academia para las Ciencias Sociales, ubicada en el corazón del Vaticano. Una vez en Roma, Casanello gambeteó y se dirigió a Santa Marta a ver al Papa.

Según fuentes de la Santa Sede, Bergoglio se quedó con una “muy buena impresión” del juez y le reconoció un “buen corazón”, “una actitud recta y transparente”. La conducta “de buen cristiano en la práctica”, remarcó el Francisco.

RESPONDER:

Please enter your comment!
Please enter your name here

*