Brasil: dirigentes opositores piden la renuncia de Bolsonaro

0
53

Los principales líderes de varios partidos de oposición se unieron de una manera sin precedentes para lanzar un documento acusando a Jair Bolsonaro de ser “un presidente irresponsable de la República”, lo que agrava la crisis del coronavirus porque “comete crímenes, fraude información, mentiras y fomenta el caos”.

“Deberías renunciar” dice el texto, firmado por los ex candidatos presidenciales Fernando Haddad (PT-SP), Ciro Gomes (PDT-CE) y Guilherme Boulos (PSOL-SP) y el candidato a la vicepresidencia de Haddad, Manuela Dávila (PCd0B).

El documento también está respaldado por el gobernador de Maranhão, Flávio Dino (PCdoB), por el ex gobernador de Paraná, Roberto Requião (MDB-PR), por el ex gobernador de Rio Grande do Sul, Tarso Genro, y por los presidentes del PT, Gleisi Hoffmann, de PSB, Carlos Siqueira, de PDT, Carlos Lupi, de PCB, Edmilson Costa, Juliano Medeiros, de PSOL, Luciana Santos, de PCdoB,

El texto establece que “Jair Bolsonaro es el mayor obstáculo para tomar decisiones urgentes para reducir la evolución del contagio, salvar vidas y garantizar los ingresos de familias, empleos y empresas. Ataca la salud pública, sin tener en cuenta las determinaciones técnicas y las experiencias de otros países”.

En otro extracto, afirma: “Bolsonaro no puede continuar gobernando Brasil y enfrentar esta crisis, que pone en peligro la salud y la economía. Comete delitos, fraude de información, mentiras y fomenta el caos, aprovechando la desesperación de la población más vulnerable. Necesitamos unidad y comprensión para enfrentar la pandemia, no un presidente que vaya en contra de las autoridades de salud pública y someta la vida de todos a sus intereses políticos autoritarios”.

Y pide que se contenga al Presidente de la República: “¡Basta! Bolsonaro es más que un problema político, se ha convertido en un problema de salud pública. Bolsonaro carece de grandeza. Debería renunciar, lo que sería el gesto menos costoso para permitir una salida democrática al país. Necesita urgentemente que lo contengan y que responda por los crímenes que está cometiendo contra nuestra gente”.

Lea el documento completo:

BRASIL NO PUEDE SER DESTRUIDO POR BOLSONARO

Brasil y el mundo enfrentan una emergencia sin precedentes en la historia moderna, la pandemia de coronavirus, con consecuencias muy graves para la vida humana, la salud pública y la actividad económica. En nuestro país, la emergencia se ve agravada por un presidente irresponsable de la República. Jair Bolsonaro es el mayor obstáculo para tomar decisiones urgentes para reducir la propagación del contagio, salvar vidas y garantizar los ingresos de familias, empleos y empresas. Ataca la salud pública, sin tener en cuenta las determinaciones técnicas y las experiencias de otros países. Incluso antes de que llegara el virus, los servicios públicos y la economía brasileña ya estaban drásticamente debilitados por la agenda neoliberal que se había impuesto al país. En este momento, es necesario movilizar, sin límites, todos los recursos públicos necesarios para salvar vidas.

Bolsonaro no puede seguir gobernando Brasil y enfrentar esta crisis, que pone en peligro la salud y la economía. Comete delitos, fraude de información, mentiras y fomenta el caos, aprovechando la desesperación de la población más vulnerable. Necesitamos unidad y comprensión para enfrentar la pandemia, no un presidente que vaya en contra de las autoridades de salud pública y someta la vida de todos a sus intereses políticos autoritarios. ¡Suficiente! Bolsonaro es más que un problema político, se ha convertido en un problema de salud pública. Bolsonaro carece de grandeza. Debería renunciar, lo que sería el gesto menos costoso para permitir una salida democrática al país. Necesita urgentemente que lo contengan y que responda por los crímenes que está cometiendo contra nuestra gente.

Al mismo tiempo, a diferencia de su gobierno, que anuncia medidas tardías y erráticas, estamos comprometidos con Brasil. Es por eso que llamamos a la unidad de las fuerzas políticas populares y democráticas en torno a un Plan Nacional de Emergencia para implementar las siguientes acciones:

– Mantener y calificar medidas para reducir el contacto social el tiempo que sea necesario, de acuerdo con criterios científicos;

– Creación de camas provisionales en la UCI e importación masiva de pruebas y equipos de protección para profesionales y la población;

– Implementación urgente del Ingreso Básico Permanente para trabajadores desempleados e informales, según el PL aprobado por la Cámara de Diputados, y con una mirada especial a los pueblos indígenas, quilombolas y personas sin hogar, que son los más vulnerables;

– Suspensión de los cargos por servicios básicos para los más pobres mientras dure la crisis.

– Prohibición de despidos, con asistencia estatal en el pago de salarios a los sectores más afectados y asistencia en forma de financiamiento subsidiado, a medianos, pequeños y microempresarios.

– Regulación inmediata de impuestos sobre grandes fortunas, ganancias y dividendos; préstamo obligatorio a ser pagado por bancos privados y uso del Tesoro Nacional para cubrir gastos de salud y seguro social, además de la provisión de revisión selectiva y cuidadosa de exenciones fiscales, cuando la economía se normaliza.

Ante un gobierno que apuesta irresponsablemente por el caos social, económico y político, es deber del Congreso Nacional legislar en la emergencia, proteger a la gente y al país de la pandemia. Es deber de los gobernadores y alcaldes velar por la salud pública, actuando de manera coordinada, como muchos lo han hecho de manera encomiable. También es deber del Ministerio Público y del Poder Judicial detener rápidamente las iniciativas criminales de un Ejecutivo que viole las garantías constitucionales a la vida humana. Es deber de todos actuar con responsabilidad y patriotismo.

RESPONDER:

Please enter your comment!
Please enter your name here

*