Cómo hicieron Formosa, San Juan y La Pampa para contener los brotes de coronavirus

0
84

Son las únicas tres provincias afectadas por brotes que lograron volver a una situación de casi cero casos. San Juan reabre las clases presenciales el lunes.

Un puñado de provincias logró superar con éxito la irrupción de brotes de contagios de Covid-19 y regresar a una situación de casi cero casos. Es el caso de San Juan, San Luis, Formosa y Catamarca, un grupo en el que también se puede incluir a La Pampa. En el otro extremo provincias como Tucumán, Chubut o Jujuy, tenían al igual que estos pocos casos al inicio de la pandemia y sufrieron brotes que obligaron a dar marcha atrás con las aperturas, pero no bajaron el número de contagios.

Es cierto que la densidad poblacional es distinta. Catamarca no tuvo casos registrados hasta comienzos de julio, pero entre el 7 y el 9 de julio pasó de 7 infectados a 38. Una semana después, del 16 al 18 de julio sumó otros 14 nuevos casos y llegó a los 55, sin embargo, en los siguientes 20 días solo sumó 6 casos entre sus 379 mil habitantes y tiene su economía abierta parcialmente.

Del 6 de abril al 4 de julio San Luis había no había registrado ningún nuevo infectado además de los 11 que tuvo al inicio de la pandemia. En ese momento Alberto Rodríguez Saa decidió una cuarentena estricta por un par de semanas al aparecer nuevos infectados. En más de un mes solamente fueron 22 los contagiados y en la actualidad, la provincia de 445 mil habitantes tiene abiertos casi todos los rubros. De todas formas, la movilidad en el distrito es un 40% menor que antes de la cuarentena.

San Juan es otro ejemplo exitoso de gestión de la pandemia. Hasta el 14 de julio registraba 9 casos y sumó 5 infectos en un día, del 14 al 15 de julio. Luego, la provincia que tiene casi 700 mil habitantes subió de a un caso por día y en 20 días llegó a los 22.

La mayor parte de las actividades están habilitadas desde hace meses, pero las infecciones están controladas al punto de que el lunes próximo más de diez mil estudiantes que están por finalizar la escuela secundaria volverán a tener clases presenciales con un estricto protocolo, que incluye la utilización del barbijo en forma permanente.

El 12 de junio Formosa pasó de tener un caso a 27. Trece días más tarde pasó de 45 a 70, sin embargo, del 12 al 25 de julio solamente sumó 11 nuevos casos. La provincia ya recibió a más de 3 mil habitantes que estaban fuera de sus fronteras, pero tiene un protocolo estricto para la entrada al distrito.

Un asesor que trabaja con el Ministerio de Salud de Nación explicó a LPO que una vez que el virus se expande, es muy difícil retrotraer la situación, salvo que haya una durísima cuarentena. “Si encontraste los contactos estrechos, les prohibiste salir de su casa y lo cumplen, podés controlarlo. El rastreo funciona bien cuando los números son chiquitos, cuando son grandes se vuelven mucho más difíciles de cubrir”, dijo el asesor. “Del otro lado tenés los ejemplos de Jujuy o el Chaco, donde la situación está descontrolada, o la Ciudad y la Provincia, pero tienen una densidad poblacional mucho mayor”.

Jujuy es de las provincias más complicadas por los brotes. Hasta el 22 de junio tenía 15 contagios, ese día saltaron a 44 infectados. Tuvo 28 contagios entre el 22 y el 24 de junio y el mes de julio fue una curva ascendente que llevó a la provincia a un colapso sanitario, como admitió el gobernador, con más de 3 mil contagios totales. La población de Jujuy es muy similar a la de San Juan.

Sin embargo, una otra gran diferencia entre las provincias: mientras que en el distrito gobernado por Gerardo Morales la movilidad llegó a ser un 91% menor a los registros pre pandemia, en San Juan la baja estuvo en torno al 41%.

La Pampa es otro ejemplo de una situación que parece controlada a tiempo. Pasó del 24 al 25 de julio de 8 a 33 casos, que en los siguientes 6 días treparon a 156. Sin embargo, desde el 1 de agosto solo sumó 34 nuevos casos.

Hubo un foco en la ciudad de Catriló por un encuentro social que se tradujo en 14 contagios, que terminaron siendo 69. Por eso las autoridades prohibieron las reuniones en todo el territorio y la actividad gastronómica puertas adentro. Y quedó prohibida la circulación entre localidades excepto los servicios esenciales.

Desde el lunes 10, cuando la provincia retorne a la Fase 5, se pondrá en marcha un sistema de trazabilidad para conocer el movimiento de los contactos estrechos para su inmediato aislamiento, ante un caso de Covid. La Pampa tiene 328 mil habitantes.

Tucumán tenía 98 casos el 20 de julio y en dos semanas llegó a los 348. Los festejos por el día del amigo parecen haber provocado una expansión del virus en la provincia que tiene casi un millón y medio de habitantes. En el distrito la policía clausuró varias fiestas clandestinas que pusieron en riesgo el sistema de salud local. El caso emblemático en ese sentido es el del “contagiado 41” de Santiago del Estero, que no respetó los protocolos aún con síntomas de Covid-19 y provocó el aislamiento preventivo de 95 familias.

RESPONDER:

Please enter your comment!
Please enter your name here

*