Kicillof envió mensaje a bonistas y dijo que la deuda que dejó Vidal es “insostenible”

0
203

El gobernador habló en conferencia de prensa para explicar el “pedido de consentimiento” a los tenedores del bono BP21 que vence el 26 de enero y que la provincia pidió aplazar hasta mayo. Les pidió “buena fe” y “madurez” para llegar a una salida consensuada. Le pasó factura a la oposición por la ley impositiva.

El gobernador Axel Kicillof pidió “buena fe” y “madurez” a los tenedores de los bonos que vencen el 26 de enero y que la Provincia pidió postergar hasta mayo y remarcó que la deuda que dejó la gestión de María Eugenia Vidal es “insostenible”.

El mandatario encabezó una conferencia de prensa acompañado por su ministro de Economía, Pablo López, para dar detalles del “pedido de consentimiento” que emitió hoy su gobierno a los tenedores del bono BP21 que vence el próximo 26 de enero para aplazar el pago de capital por 249.975.000 dólares hasta el 1° de mayo. En tanto, los intereses por 27 millones de dólares serán pagados en fecha. Ahora, el Ejecutivo necesita obtener al menos un 75% de consenso para que el plazo se haga efectivo y no entrar en default. El 22 de enero es el límite para informar si aceptan o no la propuesta.

“Como dijimos antes de asumir, la carga de la deuda en las condiciones en las que está el mercado, que se cerró para Argentina desde marzo de 2018, es insostenible. Tenemos voluntad, y la hemos tenido siempre, de honrar esos compromisos pero en este momento no hay capacidad de hacerlo”, explicó Kicillof. Y luego pidió a los acreedores “un accionar igual que el nuestro de buena fe y con madurez para impedir que la resolución sea desordenada”.

El gobernador explicó que, desde antes de asumir, se vienen reuniendo con los acreedores y que están al tanto de la situación financiera de la provincia. Y volvió a apuntarle a la ex gobernadora Vidal al recordar que incrementó la deuda en dólares y que los fondos que dejó en caja -33 mil millones de pesos- no alcanzan para cubrir las obligaciones. “Lo que vuelve insostenible la situación financiera y de deuda de la provincia es el fuerte endeudamiento de la gestión anterior”, señaló Kicillof y precisó que “durante los próximos 4 años vencerán 8800 millones de dolares de deuda y la gestión anterior tuvo que pagar 4 mil millones. Sólo este año están venciendo 3 mil millones”.

Para graficar cómo creció la deuda durante la gestión de Cambiemos, Kicillof explicó que, en 2015, de todo lo que gastaba la provincia, el 8% eran vencimientos de deuda y hoy es el 15%. “De cada peso que recaude la provincia, 15 centavos deben gastarse en intereses de la deuda anterior, eso sin cubrir las cuestiones de capital”, detalló.

También apuntó a la oposición por marcar que el bono BP21 fue emitido por la gestión de Daniel Scioli e intentar así eximir de responsabilidad a Vidal. “De los 2900 millones de dólares que vencen, sólo un tercio son bonos emitidos por gobiernos anteriores al de Vidal”, dijo y apuntó que Cambiemos “triplicó los vencimientos en dólares”. Pero además recordó que los cambios que introdujo Juntos por el Cambio a la ley impositiva en el Senado bonaerense le restaron recaudación a la provincia -alrededor de 10 mil millones- y empeoraron la situación de las arcas.

“El peor problema que tenemos hoy es que la deuda así como la dejaron es insostenible. Por supuesto queremos evitar el no pago. Estamos buscando el modo de generar una salida a esta dificultad. Yo asumí hace poco más de un mes y dije que los recursos que quedaban no alcanzaban para cubrir las obligaciones”, señaló.

El gobernador también apuntó que no es posible determinar el número de tenedores del BP21 porque, al tratarse de un bono que “está en el mercado”, es “variable y dinámico”. Sí aclaró que hay tenedores “más grandes y más pequeños”. Los acreedores, por su parte, informaron que ya designaron a dos estudios de abogados para iniciar la negociación: por un lado, contrataron a Arnold and Porter, y por otro a Bruchou, Fernández Madero y Lombardi como asesores argentinos.

Por último, Kicillof aseguró que para recuperar la capacidad de pago, tanto la Nación como la provincia “deben crecer” y aclaró que “no es una receta ideológica o política”. “Es claro: si la Provincia o la Argentina generan más valor, su capacidad de pago mejora. Necesitamos ese espacio, y no queremos hacer, como se hizo irresponsablemente en gestiones anteriores, prometer cosas que no se pueden cumplir. Esta propuesta es algo que estamos en condiciones de abordar sin dificultades”, remató.

RESPONDER:

Please enter your comment!
Please enter your name here

*