Lifschitz le juega al justicialismo la última pulseada de poder en la Legislatura

0
10

El socialista intentará que se aprueben nombramientos en cargos claves en control y justicia. La pelea por la ceremonia de traspaso de mando en el Senado y futuro incierto del proyecto de Presupuesto en Diputados.

En los últimos días antes de dejar la Casa Gris, Miguel Lifschitz plantó bandera y jugó fuerte las cartas políticas a su favor. Sin titubear, decidió saltear el acuerdo previo que tenía con Omar Perotti y envió un presupuesto propio. Para eso, se valió del pedido formal hecho por los senadores y logró aprobar el proyecto con el apoyo de parte del peronismo.

Más tarde, puso presión a la relación del próximo gobierno con los gremios y envió la nómina de personal que se encontraría en condiciones de pasar a la planta del Estado. Los que deberán ser nombrados, justamente, por la gestión entrante. Y como si fuera poco, también tuvo tiempo para desactivar las posibilidades de discusión de la reforma de la Constitución durante su período como Gobernador.

Todo a contramano de lo solicitado por Perotti, el socialista buscará avanzar en el nombramiento en organismos de control y en la Justicia. Los legisladores debatirán más de una veintena de pliegos enviados por el Ejecutivo. Entre los cargos a ocupar, la Asamblea debatirá por la aprobación o el rechazo a los futuros Defensores del Pueblo de la Provincia. Los propuestos son Jorge Henn (ex vicegobernador de la Provincia) y Gabriel Savino, abogado justicialista, recomendado por el Senador peronista Armando Traferri.

El cuerpo parlamentario, integrado por diputados y senadores, también decidirá quién será uno de los directores del ENRESS. Ante este panorama de ruptura de acuerdos, el diputado provincial Roberto Mirabella, mano derecha de Omar Perotti, vociferó: “Parece que a Lifschitz le interesa más intentar salvar a los amigos con cargos que dejarnos un estado funcionando”.

No será menor la discusión que volverá a tener al recinto del Senado como escenario. El clima enrarecido de la transición también tiñe de polémica el traspaso del mando. Mientras el gobernador electo solicitó la toma del mando en la explanada de la Casa de Gobierno, Miguel Lifschitz propone hacerlo a puertas cerradas en la Legislatura.

Capitulo aparte previo al cambio de mando, se encuentra la media sanción del presupuesto que tuvo media sanción en el Senado y deberá ingresar a Diputados en las próximas horas. El presidente de la Cámara, el ex gobernador Antonio Bonfatti, prometió a los legisladores que lo enviaría a las comisiones correspondientes para su estudio. Sin embargo, algunos diputados no confían en que la decisión esté firme. “Todo depende de la interna del socialismo”, adelantó una legisladora ante la consulta de LPO.

En tanto, las especulaciones sobre el futuro de la llamada Ley de Leyes son varias y con escenarios inéditos. Al ser la última sesión ordinaria, en caso de pasar por las comisiones podría ser tratado hasta el próximo viernes 29, inclusive. En caso de demoras, sería la próxima composición de la Cámara la que debata el presupuesto 2020, ya que el 5 de diciembre jurarán los nuevos diputados.

Pero si así lo desea, el actual gobernador podría llamar a tratar el tema en sesiones extraordinarias ya que tiene mandato hasta el próximo 10 de diciembre. Aunque, curiosamente, sería el propio Lifschitz quien pudiera presidir el cuerpo legislativo y tratar su propio proyecto.

“No vamos a permitirlo, es un escándalo. El vicegobernador Fascendini debería reemplazarlo”, anticipa un legislador peronista, quien también reconoce que la puja de fuerzas entre ambos Frentes, “recién está comenzando”.

RESPONDER:

Please enter your comment!
Please enter your name here

*